SOBRE NOSOTROS

EN EL PAÍS EL CIDEPINT ES EL ÚNICO CENTRO QUE NO SÓLO CARACTERIZA PINTURAS SINO QUE TAMBIÉN REALIZA DESARROLLOS EN EL TEMA. EN EL EXTERIOR SE HA DESTACADO POR LA VARIEDAD Y CALIDAD DE SUS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN.

Motivos que impulsaron la creación

El estudio de la evolución de la industria de los recubrimientos en la Argentina demostró la necesidad no sólo de promover la competitividad de los productos argentinos en los mercados nacional e internacional sino también la de llevar a cabo una intensa investigación en el tema. La solución adoptada hasta ese momento era la contratación de derechos de explotación de patentes o procedimientos originados en el extranjero pero esta metodología debía utilizarse con extrema prudencia ya que los desarrollos importados no siempre eran de aplicación directa sino que debían ser adaptados a las particulares condiciones de servicio imperantes en el país. Consecuentemente, se pensó en desarrollar toda una tecnología propia de elaboración para eliminar la dependencia existente con intereses foráneos. La Argentina era poseedora de las bases óptimas tanto científico-tecnológico como de producción para que en un futuro no muy lejano se pudiera ingresar con probabilidades ciertas de éxito en los exigentes mercados mundiales. En tal situación se decidió aprovechar la existencia de grupos de investigación y desarrollo que tenían planes concretos en ejecución. En el ámbito geográfico de la ciudad de La Plata , la División Pinturas del LEMIT cumplía con esos requisitos razón por la cual se resolvió formar un Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología de Pinturas (CIDEPINT) que apuntalara la creciente industria en el tema de recubrimientos.


Evolución - historia

El primer Convenio de formación del Centro se firmó entre el Laboratorio de Ensayos de Materiales e Investigaciones Tecnológicas de la Provincia de Buenos Aires (LEMIT), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC) en 1973, sobre la base del grupo de investigación en pinturas del LEMIT. Las circunstancias que vivió el país entre 1973 y 1976 impidieron la efectivización de dicho convenio. A pesar de estos inconvenientes, es importante señalar que tanto el CONICET como la CIC apoyaron desde su inicio las actividades del Centro por medio de subsidios, primero personales y luego institucionales pasando, desde 1976, a efectuar aportes presupuestarios anuales.

El funcionamiento del CIDEPINT con su actual estructura se inicia en 1976, siendo designado Director el Dr. Vicente J.D. Rascio (Resolución CONICET 29/76 del 3/9/76), a propuesta del LEMIT.

Al producirse en 1980 la transferencia del LEMIT de la jurisdicción del Ministerio de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires al ámbito de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, el CIDEPINT queda patrocinado por CIC y CONICET.

El convenio de formación del Centro fue revalidado en 1991 , confirmando al Dr. Rascio como Director por Resolución 8966/91 de la CIC y 838/91 del CONICET. Al producirse el 8 de noviembre de 1998 la renuncia del Dr. Rascio a la Dirección , la CIC designa al Dr. Alejandro R. Di Sarli por Resolución 1927/99 como Director del CIDEPINT y el CONICET ratifica dicha designación a través de la Resolución 1119/99.


Comparación con otros institutos similares del país y del exterior:

En el país el CIDEPINT es el único Centro que no sólo caracteriza pinturas sino que también realiza desarrollos en el tema. En el exterior se ha destacado por la variedad y calidad de sus líneas de investigación.

El CIDEPINT siguió parámetros de crecimiento similares a otros Centros e Institutos de investigación en distintas especialidades dentro de la región La Plata y que fueron creados en la misma época a partir de la transformación de grupos de I+D en centros con estructuras estables y líneas de trabajo orientadas dentro de las políticas nacionales y provinciales. En tal sentido, la creación de una infraestructura de apoyo con servicios comunes, científicos, técnicos y personal de mantenimiento, permitió contar a muy breve plazo con un muy fuerte desarrollo.